Son muchos los momentos que viviréis antes de la boda, ¿por qué no recordarlos con bonitas instantáneas?. Qué mejor que una sesión de preboda para desconectar del mundo y conectar con quien tienes a tu lado.También es fundamental para que el fotógrafo profesional de bodas pueda moverse con soltura el día de la boda, que sea un invitado más y que todos le traten como una persona de confianza. El día de la sesión de preboda será la antesala al reportaje fotográfico de boda, a modo de ensayo, un día en el que, además, ambos podréis perder el miedo ante el objetivo y disfrutar de la sesión de un auténtico fotógrafo de bodas en Madrid.