Boda de Sandra y Jesús

Hay algunas bodas mágicas y esta sin duda fue una de ellas. Absolutamente mágica y especial porque estuvo repleta de sorpresas, que se sucedían inesperadamente en cualquier momento y lugar en una divertida y emotiva boda de una estupenda  y expresiva pareja que se encargo personalmente de que  todo fluyera a las mil maravillas. La boda comenzó con una emotiva ceremonia en plena sierra de Madrid en la Finca El Hormigal, rodeada de bosque de encinas, robles y pinares centenarios, perfecto escenario para el excelente espectáculo que sucedió posteriormente en la que no faltaron estupendas coreografías, regalos sorpresa y momentos únicos e irrepetibles que hicieron la delicia de todos los allí presentes. Un día muy especial también para mí, porque fue la primera boda en la que tuve como compañera a la excepcional fotógrafa y persona que es Iris Gutiérrez.